Júlia Solans

Hay personas que sin saber porqué o cómo, llegan hasta tu corazón y meten el dedo hasta el fondo. Y aunque suene violento, la sensación es tan placentera que la buscas una y otra vez como una droga. Creo, que esto pasa en mayor o menor medida en todas las actividades artísticas. Si no, poco sentido tendría: manchar cinco líneas con puntos, conquistar el blanco de colores, moverse entre el aire como una hoja o rasgar fibras con una pluma de abstracciones. Una de esas personas que sin saber cómo o porqué, es esta chica de la Ciudad Condal, ya que descubrirla ha sido como el sol que luce en julio, ese que dora la piel del largo invierno y al verlo sonríes cual lagartija en la pared.

Risueña, alegre y simpática, esta Barcelonesa descubrió la ilustración ente los latidos de su corazón, de la misma manera que dos amantes secretos se comunican entre las líneas de una conversación banal. Y ese murmullo entre bombeos de vida hizo que se desviara de un camino serio, gris y firme, para como Dorothy seguir las baldosas amarillas que conducen a un mundo de aventuras y colores primarios sin apenas detalles, de líneas rasgadas y naturales, de mensajes susurrados y a veces escondidos, ya que la ilustración de esta barcelonesa es clara, sencilla, directa, está llena de colorido, de armonía y con un toque irónico muy inteligente. Su estilo muy conceptual, hace guiños constantes al diseño, a las estructuras y retículas, casi matemáticas de las proporciones áureas que tan académicas llegan a ser, para luego cortarlas como un niño con esas tijeras que no tienen punta. Un guiño que es como un sutil agradecimiento al primer puente que tuvo que cruzar para llegar hasta la ilustración. Y ese puente le sirve como trampolín, para expresar todo su potencial plástico y lanzarse de cabeza sin miedo a este mar embravecido, bello y duro que es la ilustración.

zeus2_height_baja

biblioteca prisioneros_juliasolans

Y se enfrentó a nuestro cuestionario así de bien:

Y tú, de quien eres:
Soy más de Facebook que de twitter y muchísimo más de instagram que de behance. Y no me hago para nada con linkedin.

De pequeña soñaba con ser:
Tuve la convicción de querer ser carpintera durante muchos años de mi infancia. Quería hacer patas de mesas de esas tan elegantes e inventar cosas que se pudieran tocar, pero en una ocasión me llevaron a un taller de un ebanista y todo el polvillo del serrín me provocó un ataque de asma que hizo que me planteara dedicarme a algo más saludable.

Nos inspiramos o espiramos:
Creo que por norma general expiramos, eso sí, muy inspirados.

Una mancha de color uniforme:
Me gusta el azul oscuro de las montañas a lo lejos.

Como gladiador eres más de espada y escudo o de tridente y red:
Esta pregunta me la voy a dejar para el final… (ver más, más abajo)

Una aliada, una ‘amiga’ llamada internet y sus primas las redes sociales:
Más que una amiga es un madre, ¡soy hija de internet!
El primer módem que llegó a mi casa hacía un ruido infernal, eran los inicios de la existencia de internet. Rápidamente mostré interés por todo aquello, navegar por todo aquel universo de posibles y de información infinita. La primera pregunta que le hice al primer buscador que había fue “¿quién inventó el saco de dormir?”. No supo contestarme. Ahora es muy diferente
La primera red social que usé fue flickr donde conocí el trabajo de un montón de ilustradores.

Con el DeLorean en la puerta de casa, ¿dónde vamos?:
Me gustaría ir al oeste a buscar El Dorado, eso sí siendo hombre y con una caja de antibióticos en el bolsillo.

La rutina del día a día:
Generalmente mi rutina empieza por la tarde a eso de las 19h, cuando los clientes se han ido a su casa y puedo centrarme sólo en trabajar. Las mañanas son un desmadre de emails, poner lavadoras, actualizar Facebook, ir al súper, hacer facturas e intentar ser eficiente con mi tiempo pero lo hago fatal. Sin embargo, por la noche todo se pone en su sitio, reina el silencio y desaparece el caos.

Una zíngara echa las cartas:
Huuuy, ¡seguro que me tima!

Algo picadito: Una pelota de béisbol.
Un color: El amarillo corporativo de IKEA en hexadecimal #ffcc33 (después de trabajar con ellos más de 4 años ya no lo pude quitar de mi paleta favorita)
Una herramienta: Illustrator con unas pinceladitas de Photoshop.
Un dibujo animado: Ni idea, sirve ¿Los Simpson?
Un salto: Dejar el trabajo, hacerme autónoma y dedicarme a ser ilustradora. El mayor salto ever!
Un miedo: Aburrirme de mi misma.
Una prenda: Una gabardina tipo las que llevaba Katharine Hepburn
Un viaje: ¡Recomiendo Noruega!
Recargo las pilas: Cuando vienen a Barcelona todas mis amigas a las que la crisis se las ha llevado lejos (Egipto, Ibiza, Londres, Edinburgh y un amigo que está en Madrid)

¿Por qué las ilustradoras son Bellas?
Los políticos son unos marranos, la iglesia unos retrógrados, los diseñadores unos modernos, los médicos unos santos, los abogados unos fieras, las madres las mejores,… Teníamos poco dónde elegir!

RETOMAMOS…. Como gladiador eres más de espada y escudo o de tridente y red:
Soy más de tridente que de espada, la espada corta demasiado rápido, el tridente pincha y deja huella. El escudo es más honesto que la red y para mi eso es más adecuado para los tiempos que corren.

Anuncios

7 pensamientos en “Júlia Solans

  1. Parmelyn dice:

    Me ha encantado Julia. Tanto en la elocuencia de sus dibujos, como en la de sus palabras en la entrevista. Es genial!!!, la seguiré más de cerca vía IG.

    Y por supuesto tu manera de redactar, Pedro.

    Mola mucho todo!!

  2. Dolores dice:

    Fantástica ilustradora. Entrevista muy ad hoc con la personalidad de la ilustradora.

  3. Mnlo. dice:

    Julia es genial y fantástica entrevista y artículo.
    Suscribo: “… descubrirla ha sido como el sol que luce en julio, ese que dora la piel del largo invierno y al verlo sonríes cual lagartija en la pared…”

    Gracias.

  4. José Luis Santiago Manzanares dice:

    José Luis dice:
    José Luis dice:
    Me tiene admirado la gracia, el estilo, los colores y la ingeniosidad de Julia
    Tendría que ser una referencia pública entre el resto de los ilustradores
    !Julia, estupendo sigue así¡

  5. Antonia Merino Madroñal dice:

    Estoy de acuerdo con todo lo que dicen sobre Julia y también en que es bellísima

  6. Teresa Merino dice:

    Julia es, a parte de una mujer guapísima, una maravillosa ilustradora con un brillante futuro por delante, de momento sólo hemos visto la punta del iceberg de su genialidad creativa. Cuando era un bebé, mirabas sus ojos intensamente serios y azules y ya sabías que allí se estaba gestando algo grande, que ella habitaba un mundo que algún día nos mostraría….ese día es ya!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: