Elena Mir

Entre moros y cristianos, horchatas y helados, naranjas y paellas; nació esta pequeña ilustradora curiosa, según dice ella: muy curiosa. Y tiene que serlo para plasmar sin demora, con gracia y luz, todas las imágenes que por su cabecita de algodón se pasean y su cerebro hecho de esponja marina absorbe sin descanso. Absorber una cara, una mirada, un rayo de sol o la espuma del mar mediterráneo que tan interiorizado tienen la niñas de la horchata. Y esa delicadeza con la que el sol baña las costas de valencia y esa atracción misteriosa que al marinero conduce entre las barbas de Neptuno, es lo que transmite Elena en sus obras.

De estilo inquietante, misterioso y con una línea fuerte y amplia, Elena nos muestra personajes agónicos con su entorno, en una simbiosis continua con el yo y su proyección. Personajes protagonistas de la escena que te hacen partícipe de manera directa clavándote sus ojos, como Cupido clava las flechas a alguien que no quiere amar; un disparo seco con fuerza y dolor, para acabar abriéndose al calor de la herida y a la calma del tiempo. Sus retratos apenas con interferencias de color, marcan toda su expresividad con la línea y el grafito, con la línea y la tinta, con la linea y la imaginación.
Pero Elena no sólo se queda en el retrato para conversar visualmente, su repertorio abarca desde la ilustración más mínima hasta su repetición infinita. Y repitiendo, repitiendo, repitiendo, te cuenta historias de idas y venidas, de sueños y miedos. Y cuando te cansas de este bucle sin fin, te salta a estructuras creadas en papel o al diseño entre tentáculos y chorros de tinta. Para regresar una vez más al principio y entre cristianos y moros, helados y horchatas, paellas y naranjas; una niña curiosa de largos cabellos negros: nació.

elenamir_bob
elenamir_patternelenamir_chaqueta

Entrar en su web, seguirla en facebook  en twitter y ver sus tableros en pinterest

Y se enfrentó a nuestro cuestionario así de bien:

Y tú, de quien eres:
Pues… soy muy de aquí y de allí, pero sobretodo muy del Meditarráneo…

De pequeña soñaba con ser:
Feliz

Nos inspiramos o espiramos:
Ambas cosas son necesarias… en una recolectas, capturas, aprendes, te llenas, te alimentas, te haces,… en la otra expresas, construyes con todo lo que aprendiste en el proceso anterior.

Del misterio a la repetición infinita:
El interior de las personas es lo mas cercano a un misterio… y eso se repite en cada individuo que conozco. Muchos te embriagan, a otros, preferirías q continuaran con su misterio dentro guardado, y a los últimos, es posible que hubiera sido igual encontrarlos en tu camino o no. Todos misterios repetitivos.

Como gladiador eres más de espada y escudo o de tridente y red:
Pues lo cierto es que soy completamente antigladiadora… pero ilustrativamente hablando me parece precioso el juego visual de películas como Nezha Nao Hai, donde una simple cuerda, una cinta, unas ruedas en los pies y un gran corazón sirven para vencer cualquier mal.

Una aliada, una ‘amiga’ llamada internet y sus primas las redes sociales:
La mejor aliada de cualquier desconocido en vías de expansión.

Con el DeLorean en la puerta de casa, ¿dónde vamos?:
A recorrer viajes por carreteras polvorientas, donde los llanos no tienen fin, donde las carreteras siguen una línea eterna, y en las q los cactus y los moteles poblan los km… un espacio donde sentirse solos.

La rutina del día a día:
Fascinante, una aventura constante, una labor de supervivencia…

Mirando dentro de la bola de cristal:
Es que esto me recuerda tanto a la película de David Bowie, que… solo puedo ver su pelo cardado, y los guiones sinsentido perfectos y llenos de esa preciosa ilegibilidad!

Algo picadito: Un buen esgarraet!
Un color: Un color manchado… esa paleta de colores “sucios” tan bonita.
Una herramienta: El cutter y la plumilla.
Un dibujo animado: Sherlock Hound.
Un salto: Ampliar puntos de vista.
Un miedo: la vida misma… lo desconocido.
Una prenda: Un body.
Un viaje: Cualquiera que me lleve a una playa preciosa.
Recargo las pilas: con mi familia… mi centro, mi eje de coordenadas.

¿Por qué las ilustradoras son Bellas?
¿Por qué deberían no serlo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: